Archive for the 'Historias' Category

27 year old dream comes true today.

Wednesday, October 26th, 2011

I remember learning about the USA when I first watched the Summer Olympics in L.A. in 1984.

I remember asking my dad, why did that country get all the gold medals
http://en.wikipedia.org/wiki/1984_Summer_Olympics#Medal_table
and then my dad explaining why the supremacy of this nation, and then me asking more and more questions.

Ever since then I admired this country like no other and I wanted to be part of it. I didn’t set foot in it for the first time until 1995 and when I did I loved this place even more.

The attached picture was what my room looked like (when clean) right after I graduated, you can see where/what my mind was set to (the flags I got on my 1995 trip and they were always on display in my room as a way to visualize my goal of coming here). At the time I was being outsourced to code for Pocket PCs, and that was my entry ticket to the US to become a special H1B worker.

Today the dream of becoming an American will come true.

I’ll be on my way to take my oath in a few minutes. Wish me luck.

UPDATE: As of 08:26:56 on 10/26/2011 you’re all stuck with me for good. Howdy fellow Americans, I’m finally a sworn (registered to vote) citizen of the United States of America.

Igualito que en Venezuela

Saturday, June 16th, 2007

Estando en Vermont, entramos a una tienda donde realizan Vasijas, Potes, etc. todo muy artesanal.

Caminamos hasta adentro, y no hay nadie atendiendo.

Pero dejan un letrero, y un timbre:

Y algo de efectivo por si necesitas cambio :)

Que hay que hacer en Venezuela para que podamos vivir asi? Uno no puede entrar a una tienda cualquiera porque siempre hay alguien atras de uno pensando que uno se va a robar algo. No es mejor pensar que la mayoria de las personas no somos criminales?

Concentración

Friday, July 22nd, 2005

Perdí concentración. No cabe duda que en algún momento perdí la concentración en mi papel y empecé a pensar más en mi vida, en mi humanidad. Pero no había nada. No había vida y mi humanidad estaba en blanco.
Traté de tomar el control de mi papel pero fue inútil, ni siquiera me gustaba. Entonces en medio de tal confusión alguien salió repentinamente y preguntó: “¿y tu?…estas de paseo, ¿trabajas aquí o quien eres?”. Yo atemorizado sin saber por qué oculté la verdad y le respondí: “…yo…eh…yo soy el director”. “ah perfecto!, mucho gusto en conocerte, la verdad es que no sabía quien era el director de esta obra, de hecho, siempre pensé que en esta obra no había ningún director”, respondió el hombre. “Eh bueno si, es que no vengo muy a menudo, me gusta dejar que el talento se dirija solo”, no sé de donde saqué eso, pero lo dije. El hombre me miró fijamente a los ojos y luego cerro los suyos, llevando su cabeza de un lado para el otro y finalizando me dijo: “sabes, me tengo que ir… pero toma. Esto debe ser tuyo, lo dejaste en el sillón de al lado. Adiós…”. Tomé el manojo de hojas que el hombre me había dado a pesar de saber que no me pertenecía. Él se dio la vuelta y se marchó.
Extrañado, confundido y con un manojo de hojas en la mano me fui sentando lentamente en el piso mientras me preguntaba a mí mismo quién era esa persona que tan repentinamente llegó y se fue. Así que traté de hallar la respuesta en las hojas.
La primera estaba en blanco, mas aun así tenía como título “El comienzo”. La segunda tenía una gran sopa de letras, sin enunciado ni comentarios, simplemente letras llenaban toda la página. Las siguientes estaban en blanco.
Me pare de allí y traté de hablar con uno de los del elenco, pero éste después de escucharme solo me tomó de las manos diciéndome “tienes que creer en algo, si no nada tendría sentido, además todo lo que importa es que terminemos esta maldita obra y nos paguen. Vamos entra y vístete antes que ese señor se dé cuenta que acabas de tomarle el pelo. –ring ring….- ah disculpa tengo que contestar el teléfono”. Quedé en las mismas, quizás peor. Así que tome el manojo de hojas y mientras pensaba me distraía rayándolas con un bolígrafo.
Pasé un buen tiempo tratando de concentrarme en mi personaje, pero aun no podía. Cuando de pronto y sin motivo alguno comencé a buscar el nombre de mi personaje en la sopa de letras…
“Aha!, Aquí esta mi nombre”. Después de encontrarlo me sentí muy tonto de haberme alegrado por conseguir una palabra que no tenía que buscar dentro de una sopa de letras, de hecho no tenía que buscar ninguna porque en realidad no era una sopa de letras, ¿no?.
Cerré el manojo y lo tiré al piso. “¿QUÉ?”. Me llevé ambas manos a los ojos y los estrujé para aclarar mi vista, pero mi vista no fallaba. En realidad la primera página ahora si parecía estar escrita.
Fui corriendo y lo tomé de nuevo. La primera página aún tenía como título “El comienzo” y a continuación aparecían los datos personales de mi personaje, fecha de nacimiento, padres, sexo, etc. Pasaba las páginas y pude recordar cada momento de mi papel, desde niño hasta que me acercaba cada vez más a la actualidad.
Estaba todo allí escrito. Era mi guión. Entré en desesperación y empecé a pasar las páginas para saber que seguía en la parte en la que me desconcentré. Entonces fui leyendo exactamente como ocurrió todo hasta el punto donde decía “… mi mente se nubla –(y él piensa que se ha confundido)- un momento no puede ser así.
Perdí concentración. No cabe duda que en algún momento perdí la concentración…”
No podía creerlo en realidad no me he salido de mi papel, de hecho estoy actuando en este preciso instante. ¿No puede ser… ?.
Paré de leer y seguí pasando las páginas nerviosamente hasta que empecé a pasar páginas en blanco. Entonces me devolví a la última página escrita. Y la última línea decía:
“…páginas en blanco. Entonces me devolví a la última página escrita. Y la última línea decía: -(con la mente en blanco)- y de verdad la tenía porque no decía más nada”. Quedé impresionado al percatarme que esto se estaba escribiendo. Era un verdadero guión caliente. Volví a la lectura y al mismo tiempo que pensaba las frases aparecían escritas, así que escribí “entonces la pregunta es: ¿quién soy yo?”. Rápidamente cerré el manojo.
A pesar de mi desconcierto, tuve una idea. Busqué en la sopa de letras quién soy yo.
Aha aquí esta!. Esta vez si tenía un motivo para alegrarme. Volví a la primera página y estaba en blanco. “Ahora si que esto se puso raro” dije. Ya ni siquiera aparecía título. Me resigné, pero entonces empecé a sentir.
Sentí en aquel manojo de hojas el latido de un corazón. Para ser exacto, el latido de mi corazón.
Abracé el manojo y los latidos de las hojas se estrellaban con los que provenían de mi pecho. Sentí y sentí. Como si nunca antes lo hubiese hecho. Como si estuviera en los brazos de mi madre. Sin miedo y sin confusión. Relajado hasta el punto que ni siquiera tenía energías para ser feliz, o más bien, para saber si en ese momento era feliz o no. En realidad tampoco me importaba. Sólo sé que sentí cosas que no tienen nombre.
Solté el libro y lo llevé caminando hacia el sillón de al lado. Allí lo dejé. Me di la vuelta y de regreso pude ver a lo lejos aquel señor a quien había tomado el pelo. Él se despedía de mí con su mano y con una sonrisa en sus labios. Yo hice lo mismo y le grite: “Gracias!”.
Entonces me entregue de nuevo a mi rol y dije “ya sé lo que tengo que sentir, pero no lo que tengo que hacer para sentirlo”. A todas estas si lo supiera ya no tendría gracia, porque luego para cuando lo repita ya tendré un nombre para ello.
Y así llegó el sueño a mi mente, y decidí descansar para mañana seguir actuando. Si esto es ser actor, no quiero ni soñar con ser director. Eso sería una pesadilla.
Buenas noches.

Imagina

Thursday, December 16th, 2004

“Imagina lo terrible del sentimiento de culpa por dejar pasar el tiempo. De hecho, tan solo imagina la desgracia de tener sentimientos, y sensaciones.
No hablemos del dolor y del tacto… el roce del aire, el agua y de todos los demás elementos.
Imagina el hambre, y la nausea. ¿Cuán repugnantes pueden llegar a ser las necesidades de estar vivo?.
La enfermedad. La reproducción. La satisfacción personal y la frustración.
Imagina la felicidad y la depresión.
Sentir la presencia ajena y la soledad.
Esperar la muerte. Esperar amar… y ser correspondido.
La ironía, lo macabro y lo benévolo de las acciones cotidianas. El peso de la conciencia y de la existencia misma.
Imagina conservar la cordura con todo ese universo nuevo que te rodea.
Es una locura vivir, y amar la vida, y despedirte de ella con un último y silencioso aliento…”

Decía un hombre con severos trastornos mentales, creyéndose un ángel, a un niño de siete años, familiar de otro paciente del manicomio.
Al que el niño interrumpió diciendo, entusiasmado y sonriente:
“¿Cómo se imaginan tantas cosas a la vez?”.




  • Categories

  • October 2014
  • September 2014
  • August 2014
  • July 2014
  • June 2014
  • May 2014
  • April 2014
  • February 2014
  • January 2014
  • December 2013
  • November 2013
  • October 2013
  • September 2013
  • August 2013
  • July 2013
  • June 2013
  • May 2013
  • April 2013
  • March 2013
  • February 2013
  • January 2013
  • December 2012
  • November 2012
  • October 2012
  • September 2012
  • July 2012
  • June 2012
  • May 2012
  • April 2012
  • March 2012
  • February 2012
  • January 2012
  • December 2011
  • November 2011
  • October 2011
  • September 2011
  • August 2011
  • June 2011
  • May 2011
  • April 2011
  • March 2011
  • February 2011
  • December 2010
  • November 2010
  • October 2010
  • September 2010
  • August 2010
  • July 2010
  • June 2010
  • May 2010
  • April 2010
  • March 2010
  • February 2010
  • January 2010
  • December 2009
  • October 2009
  • September 2009
  • July 2009
  • May 2009
  • April 2009
  • March 2009
  • February 2009
  • January 2009
  • December 2008
  • November 2008
  • October 2008
  • September 2008
  • August 2008
  • July 2008
  • June 2008
  • May 2008
  • April 2008
  • March 2008
  • February 2008
  • January 2008
  • December 2007
  • November 2007
  • October 2007
  • September 2007
  • August 2007
  • July 2007
  • June 2007
  • May 2007
  • April 2007
  • March 2007
  • February 2007
  • January 2007
  • December 2006
  • November 2006
  • October 2006
  • September 2006
  • August 2006
  • July 2006
  • June 2006
  • May 2006
  • April 2006
  • March 2006
  • February 2006
  • January 2006
  • December 2005
  • November 2005
  • October 2005
  • September 2005
  • August 2005
  • July 2005
  • June 2005
  • May 2005
  • April 2005
  • March 2005
  • February 2005
  • January 2005
  • December 2004
  • November 2004
  • October 2004