El perdón, para algunos es difícil, para otros imposible

Para algunos es difícil, para otros imposible

…Perdona nuestras ofensas así como nosotros perdonamos a quienes nos ofenden…
¿Verdaderamente puedes perdonar a quien te ha ofendido? El perdón es deshacernos de aquellos sentimientos negativos que tenemos hacia alguien que nos perjudicó. Es no sentirse mortificado al recordar el hecho con aquella persona, una manera fácil de explicar y con menos palabras es citando una frase de Celia Cruz “El perdón es recordar sin dolor”. Todos tenemos ese don pero hay quienes se les dificulta porque el rencor es más fuerte. El rencor es resentimiento, estar dolido con alguien, y este sentimiento trae graves consecuencias. Poco a poco va corroyendo y va atrayendo otros sentimientos negativos como la venganza que resultan bastante dañinos para el alma. Incluso ataca la salud física. La frase “yo perdono pero no olvido” es sumamente absurda, el perdón y el rencor no pueden estar juntos en una misma mente.
Perdonar es saludable. Para perdonar hay que deshacerse del papel de victima y luchar para salir del momento difícil en la que lo metió esa persona, se debe tomar la decisión con firmeza y coraje y librarse de la rabia que se siente al pensar en aquella persona, no se puede hacer de buenas a primeras pero con algo de tiempo y voluntad se puede lograr. De echo eso decía la madre Teresa de Calcuta “El perdón es una decisión, no un sentimiento, porque cuando perdonamos no sentimos más la ofensa, no sentimos más rencor. Perdona, que perdonando tendrás en paz tu alma y la tendrá el que te ofendió”, cuando ya no se es esclavo del pasado se sentirá una sensación de libertad, tranquilidad y alivio. Ahora… ¿es difícil o posible?

Submit a comment

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.